lunes, 18 de abril de 2016

Voy camino Soria... Soria va camino del Paraíso

"Todo el mundo sabe que es difícil encontrar
En la vida un lugar donde el tiempo pasa cadencioso sin pensar y el dolor es fugaz..."
Difícil, difícil...
El Ministro Soria, el promisorio sucesor de Rajoy, arruinó toda su carrera política por decorar su vida con un papel pintado en Panamá. Aunque tiempo ha que se había cubierto de heces, secando la savia de las fuentes alternativas de energía y el germen de la esperanza en un futuro con más ratio de energías renovables. El Ministro Soria nos había condenado a seguir comiéndonos los nada nutritivos combustibles fósiles hasta morir altamente contaminados, agotados e inmersos en una irreversible crisis energética. Y a comernos mierdas como las de la empresa Vanyera 3, dedicada al "catering" en Canarias para la que trabajó la mujer del Ministro, Mª del Carmen Benítez López, como procuradora. Digo comernos mierdas, no porque el catering fuera una mierda, cosa que no he catado, sino porque en su afán de avalar a esa empresa privada en una cuantía de 5,2 millones de euros como garantía de un préstamo de Caja Canarias, y utilizando su posición privilegiada como Vicepresidente y Consejero de Economía y Hacienda del Gobierno canario, acudió a la Unión Europea para que ésta le diera el plácet en tan anómala operación. La cosa prosperó y la empresa de catering permaneció momentáneamente con señales de vida... hasta que llegó el concurso de acreedores y Caja Canarias decidió ejercer su derecho a recuperar el crédito otorgado, cosa que consiguió mediante orden judicial; y comiéndose esa mierda de 5,2 millones de euros todos y cada uno de los contribuyentes canarios, que en nombre de Soria habían avalado a la empresa en la que trabajaba su adorada mujer...¡Toma catering!  
Soria ha sido el que ha hecho actual y vivo,una vez más, el 'Spain is different', al aplicarle un impuesto al Sol. Soria se ha erigido en el intermediario entre el dios Ra, el principal dios de la cosmogonía heliopolitana, y los hombres. Si a Ra se le atribuyen las cualidades de creador de todo lo que existe en cielos y tierra, el Ministro viene a ser la SGAE-Ra que nos quiere cobrar a nosotros los derechos de autor por el uso y disfrute de su preciada obra y creación: un 'vectigalia exigere acerbe': un cobrar los impuestos con dureza, porque una inusitada dureza ha sido dirigida siempre al ciudadano que invirtió sus ahorrillos en una mini-alternativa energética menos asfisxiante que la del recibo de las eléctricas. El Ministro Soria-Ra, sucesor de Amón-Ra, de Horus-Ra, de Montu-Ra, un ' inmunis tributorum' por obra y gracia de Panamá, que todo es legal... salvo algunas cosas... 
 
Si para Cicerón existía una ley verdadera, la recta razón conforme a la naturaleza, difundida entre todos, constante, eterna, que con su mandato invita al deber y con su prohibición aparta del engaño, para el ex-ministro de la cosa energética, la prohibición y el engaño ambos amancebados, han caido del lado del consumidor final de nómina y fin de mes... para el ministro pseudo-Aznar sus torcidas razones van encaminadas a una benevolencia económicamente cortoplacista de sus allegados y a la naturaleza y a los alejados que les den y que se la coman los que vengan detrás.
 
El ministro del PP ahora desterrado, al hurgar en los recibos de la luz , consiguió que les ardieran los ojos a las familias sin recursos tras leer las facturas, que se mordieran los labios al releerlas y hasta provocar temblores en las manos al ver el estado de la libreta de ahorro tras el sablazo. Si el ministro Walpole decía de su Rey Jorge I que "que hablar al rey de compasión, de consideración por servicios prestados, de caridad, de generosidad, era como si se le hablase en un idioma desconocido para él", qué ripios no le habría dedicado al ministro Soria si por capricho de una máquina del tiempo hubiera trabajado a sus 'ordenos y mandos' ministeriales. Y mientras toda esta tragedia energética se extendía a más afectados por la crisis, Soria escaqueaba impuestos en paraisos fiscales que acabarían repercutiendo en más recortes a esos damnificados de las eléctricas...escaqueo que para la vicepresidenta de gobierno es una 'decisión personal'. Si te doy por delante y no te gusta, tranquilo, en breve te daré por detrás.
 
La fusilería ministerial apuntaba y hacía fuego en la incipiente implantación del sol y el viento como fuente de energía, hasta hacerla caer en un estado de profunda capitulación ante el antiguo régimen energético,dejando que los megawatios fluyeran sin trabas por los condominios tradicionales de los lobbies del hidrocarburo. Un ejemplo de tal puntería es que desde el año 2000, y ya han pasado dieciséis años,  nunca se había instalado tan poca energía eólica como en estos últimos cuatro años. Las balas ministeriales también hicieron blanco en el autoconsumo eléctrico, el aislado de la red, para mayor algarabía del lobby nuclear y petrolífero. 
 
Si alguien queda vivo después de esta escabechina, puede que se estén barajando, entre timba y timba, medidas dirigidas a gravar el consumo de oxígeno y a permitir la salvación del riesgo de envenenamiento de la sangre por autointoxicación a cambio de un puñado de euros... tal es la magnanimidad de los tripulantes de coches oficiales.
El señor y la señora Soria siempre han recibido agradecidos, y con una bandeja de bombones chapados en oro, los comentarios halagadores de las eléctricas- que ahogaban las protestas ciudadanas- así como de las petroleras y nucleares, acerca de lo deliciosa que había sido la fiesta benéfica en defensa de sus intereses... una fiesta sin compensación social alguna, pero sí económica que es lo que importa, que estamos en un sistema oligopolista y hay 'libertad-cuando-me-sale-de-ahí' de mercado, y que si mi mujer trabaja en empresas del ramo, como Proyectos y Desarrollo Renovables S.A., aquí no ha pasado nada, aunque la producción de energía eléctrica y la construcción de parques eólicos se quede en manos de sociedades anónimas, y el infinitesimalmente pequeño autoconsumo de bricolaje y subsistencia sea amputado no a nivel de las manos, sino hasta llegar al hombro.
Quienes desempeñen un alto cargo vienen obligados a inhibirse del conocimiento de los asuntos en cuyo despacho hubieran intervenido o que interesen a empresas o sociedades en cuya dirección, asesoramiento o administración hubieran tenido alguna parte ellos, su cónyuge o persona con quien conviva en análoga relación de afectividad o familiar dentro del segundo grado y en los dos años anteriores a su toma de posesión como cargo público”, dice el artº 7.1 de la Ley de Conflicto de Intereses, promulgada el año 2006 y vigente en el momento en que José Manuel tomó posesión de su cargo en el Ministerio. La esposa del Ministro Soria, Carmen Benítez, ejerció como procuradora a sueldo de Endesa en la provincia de Las Palmas, al menos una vez dentro de ese `plazo de dos años al nombramiento de José Manuel Soria como Ministro... De eléctrica a Ministerio de Energía y tiro por que me toca... Inhibición posterior, como demuestran los hechos, no hubo y ni siquiera el supuesto sancionador más leve que es la mera publicación en el BOE de la sanción por no haberse inhibido. De la censura política, mejor ni hablamos, porque los precedentes por parte de miembros y confiables del Gobierno son harto conocidos.
 
Un número nada despreciable de 'dirigentes', 'prohombres', 'ministros' y demás especies, deben su 'éxito', su trono, su pompa y circunstancia a la suerte de encontrarse sobre los engranajes y resortes del poder. Desde esas posiciones y esos portagonistas es desde donde se escupió con menosprecio a las demandas de ahorro de los gobernados y se cubrió con flemas cualquier política energética contra el cambio climático que chirriara a oidos de los resortes y engranajes del poder de las grandes sociedades anónimas del megavatio.  
 
                             Ahora todos los medios y sus feligreses están obsesionados con la vaina de si Rajoy debe dar explicaciones o no tras la dimisión de Soria. Del apaleamiento de las energías renovables nadie quiere acordarse. Si de los hechos más sencillos Rajoy da las explicaciones más enredadas, que hasta él mismo se queda atrapado e inmovilizado dialécticamente, ¿qué espectáculo puede ofrecer Rajoy ante este último hecho/deshecho corrupto-político de complejas implicaciones? No veo a Rajoy como aquella persona que tiene respuesta para todo y que puede apagar el prurito de aquellos 'espídicos' periodistas que quieren asimilarlo todo y al milisegundo. Ante este caso, que ya se ha cobrado la figura misma del ministro por 'errores de comunicación ', creo que si Rajoy atendiera a su propia trayectoria personal y sus resultados, optaría por negarse a dar gusto al cuarto poder y cubrirlo todo de mantras y dogmas pre-electorales que nada tienen que ver con el asunto en cuestión y ...'algunas cosas'... O hasta incluso le daría por una segunda entrega del 'plasma', que todo es posible en los viñedos de este muy gallego y mucho gallego.