martes, 26 de abril de 2016

NUEVAS ERECCIONES... PARA ALGUNOS

Los partidos no han podido bajar armas sin disparar su último proyectil:"No vamos a entrar a valorar esas tres páginas".
Los ciudadanos se sienten asfixiados dentro de este laberinto a la italiana en cuyas cavernas ya no hay luz ni para reconocerse. Y a más de uno, además del culo, y aprovechando las tinieblas, también le han tocado los cojones.

Tampoco se ha querido facilitar un Gobierno a la valenciana. Ni una gran coallición derecha-izquierda a la EuroPPea. Ni la gran Confluencia que lo parió.

La estética de lo feo es la ideología del expresionismo, y estos partidos políticos han hecho algo muy feo: prometer algo , a sabiendas de que no se iba a realizar, todo por iniciar cuanto antes la fea, feísima, carrera pre-electoral: "De pactos hablaremos después de las elecciones". 

Señores líderes, vasallos de éstos y barones, en nada os estimo, mi fe en ustedes ha muerto. Aunque me cantéis eso de que :"He defendido los intereses de una mayoría de españoles que apuestan por la moderación y la unidad de su país. Lo voy a seguir haciendo "
¿Qué moderación hay en anunciar pactos después de 140 millones de euros electorales, cuando se podían haber hecho antes? ¿Qué balsamo milagroso va a trocar el desacuerdo en acuerdo? ¿El unte de los euros de la fiesta de la democracia? ¿Todo por la pasta pero sin decirlo? 

La sed de soluciones ha precipitado al soberano hacia donde ustedes decían que había un río.Cuando el soberano estaba  en sus últimos momentos de esperanza, moribundo de ajustes. Ajustes de miles de millones de euros por mor del déficit, congelación de ayudas europeas por irregularidades y ahora, a orillas de un cauce seco, la amenaza de sacarnos de los polvorientos bolsillos 140 millones de euros electorales, viene a ser la puntilla; el puntazo en la pierna, lo es el espectáculo de masas y puesto de cervezas de Podemos; la ''hijo-puntada'' podría ser esta: "Es evidente que no queremos ir a nuevas elecciones, pero hubiera sido peor que se hubiera conformado cualquiera de los Gobiernos que anduvieron por ahí... Aquí hemos escuchado de todo, pero el PP ha hecho un esfuerzo para transmitir cuáles son las prioridades para los próximos cuatro años".

Como todas las estafas, la invocación al pacto, a la transición, a Suárez y a Carrillo, proveía una efímera ilusión de dicha a los engañados...

La desilusión es el telón presto a abrirse de este cachondeo electoral. Recordando a León Say, parece que la estafa política se ha convertido en la única ley.