jueves, 6 de junio de 2013

LOS BORREGOS SOBREVIVEN A LOS SIGLOS

Las ideologías de siglos pasados, las que trajeron totalitarismo y medievalismo, sean fascismos, sean socialismos, sean liberalismos, tiempo ha que han perdido contacto con la realidad, limitándose a seguir pendencias, pisando sangre , sudor y lagrimas. A la realidad pisotones, golpes y coces le dan en llegando y los borregos que sustentan a esas ideologías con sus sufragios y que con aplausos las renuevan, aun vestidas con otros disfraces, las legitiman con un ¡beee!, al que llaman 'fiesta de la democracia'. Los borregos son también esos trabajadores sumisos, siervos de la gleba del orden establecido por el hormiguero, siervos en precario de la ideología legitimiada por unos votos, borregos que  aunque se vistan como hidalgos comen como sastres. Porque cuando alguien se deja explotar por las palabras del representante, no es insultante calificarle de borrego: los explotadores solo vuelven la cabeza a reírse y burlarse de los que así se dejaron pisar. Las ideologías de los siglos pasados, pese a arroparse de nuevas tecnologías, siguen siendo totalitarismos travestidos y medievalismos amariconados.