sábado, 1 de junio de 2013

YA VAN DIECISEIS SALIVAZOS QUE LLUEVEN CON LAS ESES

Cuando se pierde la memoria, el sentido cobra factura y evade el capital