domingo, 12 de junio de 2016

SALIVAZO SOBRE DOS VIENTRES ESTÉRILES

Repartir y regalar es como parir: llega un momento en que uno es estéril. Para entonces, poco a poco, van desapareciendo los que te daban calor y compañía, que casi sin darse cuenta, ya están repartiendo y regalando, pero para otro lado que no es el propio...¡Joder!